ANTECEDENTES

Perspectiva Caballera, Ranchito Madrid, 2015.

2018- HUMANIMALS, performance LCGG.

2017- Emoción expandida o una historia de la expansión, performance LCGG.

2017- Elefante blanco acá: Naturalización del encierro- White Elephan Here.

2016- “Una cuenta pendiente” (LCGG en UCMM1) Tomar Madrid Artegrafías Decoloniales Mover(se), bailar(se) Adolescente Plan B Europa. Varufakis. No teníamos permiso para la glorieta de Legazpi. Cambiamos el Plan. Materia común performada en espacio público.

2016- Ranchito Matadero: Los ojos serán lo último en pixelarse, Patricia Domínquez.

2015- Quién fue Miguel Legazpi, el Colono conquistador de Filipinas (cartel en parada de metro).

2015- Colectivo El Banquete. Obra Pública, Alejandría Cinque. El caso de los Pegasos.

2015- Ranchito Matadero: Perspectiva Caballera

2014- Asociación de Vecinos NUDO SUR https://www.youtube.com/watch?v=S5hPG3ZOHyo

Anuncios

TRABAJO DE CAMPO

Entrada principal del Matadero de Madrid. Fotograma: LCGG.
  1. Abrir un camino a la glorieta (por ejemplo, crear pasos de cebra que permitan el acceso a la rotonda).
  2. Cuerpos de trabajadoras (asalariadas y no asalariadas, viejas y jóvenes) hablan y bailan con los cuerpos de mármol (pegaso, jinete y arpista). “Hola, estoy aquí”, “Hola, quién eres”, “hola, de donde vienes”, “Hola, ke kieres, Hola, quiérete como eres, Hola, quiéreme como soy).
  3. Un grupo de amas de casa llega desde el río Manzanares, cruza el puente y da un salto a la glorieta de Legazpi. Es un salto geográfico y simbólico entre lo que nos han contado/cuentan/contarán y lo que ha pasado/pasa/pasará en Madrid.
  4. Crear un carrusel para niñxs en medio de la glorieta.
  5. Hacer un busto de Manuela Carmena al lado del pegaso.
  6. Que se oiga una zarzuela sobre el Pegaso y Madrid.
  7. Proyectar retratos de gente del barrio sobre el lomo del pegaso.
  8. Decir quién fue Legazpi, no un héroe sino un colono asesino en Filipinas.
  9. Plantar más hierbas aromáticas y medicinales en la rotonda.
  10. Poner bancos para sentarse en la rotonda.
  11. Poner aparatos de gimnasia para que la gente mayor haga ejercicio
  12. Poner un contador para saber cuántas personas cruzan la plaza cada día.
  13. Hacer chicún en grupo.
  14. Hacer un karaoke circular.
  15. Hacer una pasarela de moda.

Entre noviembre y diciembre de 2018 LCGG habló con el vecindario de Legazpi, sobre todo amas de casa y jubiladas, y recogió 15 propuestas para una posible intervención de la plaza de Legazpi.

Durante las Jornadas De Tripas Corazón (30nov-1dic2018), LCGG hizo un Contrato de Suplantacción de Identidad con la actriz Sandra Arpa (contribución al debate sobre autorías y ética), hizo dibujos de la plaza de Legapi a tiza en diferentes partes del suelo del barrio, incluido el Mercado Guillermo de Osma y plaza Rutilio Gacís. Estas intervenciones (metodologías) sirvieron para recoger opiniones sobre el estado de la rotonda de Legazpi y lo que supuso para el barrio su reforma durante más de dos años.

LCGG también recogió propuestas escultóricas realizadas por la Marea Blanca (Eje En Espera), grabó un poema sobre la ciudad junto a Tilo Calle (Eje Familias Heterodisidentes) e hizo una escultura cubista burruño de plastilina blanca con la que bailó en la rotonda durante 10 minutos (Eje Ciudad Bailar) y que permaneció durante, al menos, 15 días a los pies del Pegaso de Legazpi.

Entre enero y febrero de 2019 LCGG sigue trabajando con el vecindario y con colaborarores personales para concretar la ejecución de la acción y las herramientas estéticas que se usarán el domingo 10 de marzo de 2019.

MARCO TEÓRICO

DSC_0021
Cartel del Hotel Gran Legazpi. Foto: LCGG.

Palabras clave: Lugar, plaza, rotonda, glorieta, espacio público, monumento, estatua, mitología, comunidades, cuerpos, accesibilidad, vecindario, violencias, maquillajes, verdades, humanimals, memorias, wabi sabi, ukillo, afectación, colonización, capitalismo, performatividad.

La científica Karen Barad (Meeting the Universe Halfway, 2007) definió la agencia como una relación y no como algo que una “posea”. Lxs artistas y científicos son parte del aparato, del sistema socioeconómico dominante. Sus cuerpos e ideas están atravesadas por estructuras culturales, por privilegios y opresiones.

Barad argumenta que las cuestiones políticas y éticas son parte del trabajo científico (y cultural), pero se presentan separadas según circunstancias específicas históricas que fomentan que la gente no perciba estas conexiones (conexiones improbables). Según Barad, tener en cuenta esto es fundamental para que el trabajo cutural-científico sea más exacto y riguroso. Esta mirada situada tendría el fin de mejorar las propias prácticas culturales y científicas, de hacer teoría desde prácticas encarnadas y desfetichizadas.

En una línea similar, la investigadora Doreen Massey analiza la morfología de los territorios, en especial de las ciudades, y plantea el lugar como un organismo vivo hecho de relaciones (amorosas, cuidadosas, de apoyo mutuo, de poder, desiguales, violentas) en permanente movimiento y cambio. El lugar se coloca entonces en el centro del análisis cultural, social y político. Una plaza en el centro del análisis.

Durante 2018 en UCMM hablamos de producir mundo y subjetividad a través de prácticas artísticas, en concreto a través del cuerpo y del arte de acción, de la performance, en la ciudad de Madrid. En este contexto, esta acción pone la mirada en nociones como corpografías urbanas, geopoliticas del chuleo y cuerpos vibrátiles. Citando a Suely Rolnik, Fabiana Dultra Britto y Lygia Clark investigamos las relaciones entre cuerpo, memoria y ciudad, en un proceso lleno de conflictos, incomodidades, violencias y tensiones.

A Suely Rolnik y a Félix Guattari nos referimos también cuando en sus micropolíticas y cartografías del deseo dicen: “la subjetividad no se sitúa en el campo individual, su campo es el de todos los procesos de producción social y material. Lo que se podría decir, usando el lenguaje de la informática, es que, evidentemente, un individuo siempre existe, pero sólo en tanto terminal; esa terminal individual se encuentra en la posición de consumidor de subjetividad. Consume sistemas de representación, de sensibilidad que no tienen nada que ver con categorías naturales universales”. Los cuerpos, la piel lo más profundo, el legado colonial, corpologías y corpografías en disidencia, identidades en diálogo y convivencia (o no).

Con respecto a la idea de comunidades (en espacios/tiempos más o menos efímeros), trabajamos sobre esta frase “Se trata de crear comunidades no para ser más fuertes, sino más vulnerables” (LCGG) y un tweet. Esta idea la vincularemos a la identidad de “artista”, y de “trabajadora cultural”. ¿Quién dice (y desde dónde) qué es arte, qué es cultura, quién es artista y trabajadora cultural? Un Sistema Mundo concreto. Un Sistema Arte determinado. Un Cuerpo Específico impone un marco determinista y esencialista, donde afloran dilemas éticos y las imposibilidades que analizaremos de forma creativa en OPERACIÓN LEGAZPIX.

Los procedimientos de la performance (y de la imaginación) cortocircuitan categorías, taxonomías y normatividades. Estas herramientas proponen estructuras y sintaxis diversas, mutantes, en acción. Como dice Esther Ferrer, la performance es un arte nómada y quizás la práctica artística más democrática existente hoy.

En esta línea, es reseñable la contribución teórico-práctica de Alica Blas Brunel y Ana Contreras: “La caja de espejos que es la escena en la que está encerradx el artista neoliberal (…) conforma personalidades sociópatas: egocéntricas, extrovertidas, hedonistas, impulsivas, sin responsabilidad y sin empatía, con tendencia al ejercicio de control y poder”.

La libertad tiene que ver con la conciencia. OPERACIÓN LEGAZPIX cuestiona los mitos-figuras de “artista”, “obra de arte” y “cultura”, así como visibiliza las condiciones materiales e inmateriales que hacen posible (o no) la propia vida.

En palabras de Santiago López Petit, “privilegiar el ámbito de la cultura es seguir aplastando la multirrealidad. En la práctica supone pasar del conflicto de intereses al conflicto identitario. Y este enfoque que podríamos denominar «culturalista» bloquea totalmente el camino de una posible politización. Las únicas luchas pensables serán aquéllas que se desplieguen en el interior del Derecho, o sea, como defensa de los derechos. La cultura no es, pues, una vía de politización. Tenemos que partir de la politización de la vida, lo que significa que si la vida es nuestra cárcel, también es el campo de batalla. Cuando la vida es nuestra cárcel porque vivir se confunde con esta movilización permanente que reproduce esta realidad obvia, entonces la vida misma es de donde puede arrancar un proceso de liberación.

Terminando con la idea de que la cultura es un concepto reaccionario y volviendo a Suely Rolnik (teatralidades expandidas): “La cultura del capitalismo potencia la producción simbólica individual sobre la producción cultural ritual. La cultura ligada a la convivencia, ritual, es separada de lo social y se convierte en algo autónomo y reaccionario. Definitivamente, se extirpa el carácter simbólico de los rituales mayores y menores”, como comer, pasear, cocinar, hacer una siesta, hacer el amor, leer o labrar el campo. Algo de esto sucederá/ocurrirá/pasará en OPERACIÓN LEGAZPIX.

PRESENTACIÓN

DSC_0086
Vista aérea de la glorieta de Legazpi. Foto: LCGG.

Artistas (performers, bailarines, titiriteres, ilustradores, escultores, pintores, circenses, músicxs…), científicxs de diversas áreas de conocimiento, colectivos sociales y habitantes de la ciudad de Madrid están invitadas a participar en una acción colectivael domingo 10 de marzo de 2019.

Esta acción tendrá la forma de “cuadro viviente” (tableau vivant) dentro de la glorieta de Legazpi y durará dos horas. Para esta acción colectiva y anónima se prevé la instalación de un set de sonido y un set de iluminación dentro de la glorieta, a la que se accederá a través de dos pasos de cebra ficticios, regulados según los ritmos de los semáforos existentes en la plaza.

Desde el Depósito de Matadero el grupo motor UCMM y colaboradores conformarán un balcón de observación desde donde se retransmitirá la acción en directo (streaming periscope). El depósito se convertirá en un palco privilegiado, vertical, elevado y visible, productor de una mirada/enfoque que difierirá de la observación a pie de calle.

Esta acción abre un lugar público para el debate, el diálogo y el encuentro entre distintos cuerpos y comunidades que habitan la ciudad de Madrid. Un espacio normalmente inaccesible, como la glorieta de Legazpi, se convertirá en espacio performático y creativo.

Se trata de bailar/desplazar experiencias, conviciones, conflictos y afectaciones. Se trata de pensar y sentir juntas los posibles sentidos de un tiempo/espacio concreto, desde el cuerpo analizar los sentidos de un camino no lineal, de un proceso en permanente cambio y (de)construcción. Madrid Marzo de 2019.

La performance no es sólo teatro. El teatro no es sólo espectáculo. El espectáculo no es sólo entretenimiento. La acción tiene que ver con la vida, con lo vivencial, con hablar por una misma. No hay “re” que valga en esta presentación. Es un momento de encarnación directa, radicalmente cuidadosa.

Transformamos la plaza pública, el espacio abierto, en una fiesta, en un baile, en una espera en famillia y cuerpo presente, donde coexiten cohabitan cosmovisiones, respiraciones diversas, irreductibles, a veces irreconciliables.

OPERACIÓN LEGAZPIX no tiene que ver con el simulacro, si no con la verdad propia, con el amor propio. Comunicar no es sólo transmitir datos. Comunicar, como observar e investigar, significa crear vínculos, donde las sensibilidades y tonos de enunciación (diversos e irreductibles) son necesarios.

¿Qué límites necesitamos cruzar para afirmar “yo soy el caballo, yo soy la planta, yo soy el jinete y la arpista. Yo soy la rotonda, Yo soy la otra. Yo soy nosotras”? ¿Qué es mi cuerpo? ¿Qué no es mi cuerpo? ¿Qué es una ciudad? ¿Qué no es una ciudad? ¿Qué hago cada mañana cuando despierto? ¿Qué hago cada noche cuando duermo y sueño?

Podemos (re)inventarla y perpetuarla, pero no hay separación entre naturaleza y cultura, entre adentro y afuera, entre centro y periferia, entre bueno y malo, entre acierto y error. Igual que no hay separación entre arte y vida. Se trata de trascender el marco binario dentro de un círculo en espiral, de una rotonda. Mostrar la terceridad latente en el yinyáng.

Una plaza, una fiesta, un zoco, un archipiélago, Voltear legados o cómo un vecindario diverso y desigual destapa belleza violencia justicia reparación puentes caminos archipiélagos presencias fronteras en la ciudad de Madrid.

OPERACIÖN LEGAZPIZ es una performance colectiva y anónima, coordinada por Laura LCGG González de Garay (LCGG), investigadora, artista y miembro del equipo Motor de Una Ciudad Muchos Mundos, UCMM-Intermediae- Matadero, investigación artística colaborativa que analiza y produce prácticas situadas.

CONCEPTO

Collage Depósito UnaCiudadMuchosMundos 2018-2019 / SALTA

Una comunidad de cuerpos anónimos espera hacer una fiesta pública, familiar y bailable en la glorieta de Legazpi, ciudad de Madrid, sur de Europa. Esta fiesta corpológica tiene forma de performance, estará coordinada por LCGGy se hará diez días antes del comienzo de la primavera, dos días después de la huelga feminista del 8M, dos meses y medio antes de las elecciones municipales y europeas. Se trata de hacer accesible la plaza de Legazpi y activarla durante, al menos, dos horas.

¿Cómo mostrar las relaciones inusuales que se dan entre el cuerpo y la ciudad? “Cuerpos como piedras, plantas como cuerpos, cuerpos como animales, papeles como cuerpos. Materia y sustancia de un lugar circular, liminal y fronterizo que tiene la potencia de convertirse en un acontecimiento, en una situación que modifique la ciudad de Madrid” (LCGG).

Para ello es necesaria la colaboración y permiso de las instituciones públicas correspondientes, así como la implicación de artistas, investigadores, activistas, colectivos y habitantes de Madrid. Una Ciudad muchos Mundos. Un Pueblo Muchas Ciudades. Un Mundo Muchos Pueblos.

OBJETIVOS

1. Compartir herramientas para la realización de performances en espacios públicos.

2. Desarrollar una mirada/imaginación periférica y en diagonal (“alerta y disponible”).

3. Despertar o desarrollar la conciencia física, intelectual y emocional de una ciudad.

4. Investigar el espacio/ lugar como protagonista de la acción, hecho de relaciones.

5. Experimentar las relaciones performer-público, público-público y público-lugar.

6. Reflexionar sobre la idea de compromiso en las prácticas culturales.

7. Visualizar los conceptos: “relaciones inusuales” y “existencias liminales”.